Día Mundial de la Alimentación

oct 16, 2017 0 Comentarios in Blog por

SDía Mundial Alimentación 2017egún datos de la FAO (Organización de las naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), pese a producir una cantidad suficiente de alimentos para la población mundial, hoy en día 800 millones de personas padecen hambre. El hambre produce más fallecimientos anuales que la malaria, la tuberculosis y el sida juntos. Hoy, Día Mundial de la Alimentación, desde Salud-10 defendemos la “alimentación sostenible”, es decir, alimentarnos con cabeza y no fomentar el desperdicio de alimentos. En este post queremos explicarte de qué forma hacer un uso consciente y responsable de los alimentos y cómo favorecer el consumo de productos locales y de proximidad.

¿Fruta demasiado madura? ¡A la licuadora!

A todos nos ha sucedido encontrar al fondo de la nevera algún plátano, manzana o fresas demasiado maduros. No los tires; puedes aprovecharlos para hacer un batido o smoothie o, con hielo, un saludable helado de frutas. Tan sencillo como batir toda la fruta en una licuadora y decantarnos por la opción que más nos apetezca.

Sobras de una comida: congela o recicla

En ocasiones hacemos demasiada comida y, al terminar, vemos que nos sobran algunas raciones. Una primera alternativa es congelarla en seguida, etiquetándola con el día y la hora de congelado. Así, ante un imprevisto o un día en el que no tengas tiempo de cocinar, esas raciones pueden servirte de mucha ayuda.
Otra alternativa es aprovechar las sobras y “reciclarlas” para otro plato. Por ejemplo: ensaladas, cuscús con pollo o jamón, ropa vieja con las sobras de un cocido, croquetas… ¡Hay muchas posibilidades!

Busca productos de comercio justoComercio justo

El objetivo de los productos de comercio justo es apoyar y dar visibilidad a los productores más desfavorecidos frente a las grandes cadenas de producción cuyos métodos, además, contribuyen al cambio climático. Por esta razón, prácticamente todos los productos de comercio justo son ecológicos y naturales. Así, podrás ayudar a muchos pequeños productores locales.

Consume productos locales y de proximidad

Uno de los grandes riesgos para el aumento del hambre y la desnutrición es el cambio climático, que afecta de forma muy sensible y directa a la agricultura. Según la FAO, el 80% de personas en situación de pobreza extrema viven en zonas rurales y dependen directamente de la agricultura para subsistir. Una forma de revertir esta situación es consumir productos locales y de proximidad. De esta manera, reducimos de forma drástica el consumo derivado del transporte de productos “globales”, tanto en embalaje como en combustible. En Mallorca contamos con una amplísima variedad de productos locales de primera calidad: frutos secos (almendra);  frutas, verduras y hortalizas; aceite; embutidos; carne y pescado; dulces, etc.

Como ves, es posible ayudar a alcanzar la meta del Hambre Cero para 2030 (puedes encontrar más información aquí) con unos sencillos gestos que para ti no suponen demasiadas molestias, pero pueden contribuir a salvarles la vida a muchas personas.

¡Apúntate a la alimentación sostenible!

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Required fields are marked *