Hipertensión: combátela con la alimentación

May 17, 2018 0 Comentarios por

Hoy jueves es el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, una enfermedad que, en cifras de la OMS, afecta a mil millones de personas en el mundo y supone la principal causa de muerte de nueve millones de personas. Se trata de una patología severa, ya que cuanto mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de padecer problemas de corazón, un accidente cerebrovascular o insuficiencia renal, entre otros. Conocer en qué consiste y cómo prevenirla es clave para evitar consecuencias.

¿En qué consiste la hipertensión?

La hipertensión es una elevación de la presión arterial. La tensión arterial es la fuerza que realiza la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón la bombea. Si la tensión arterial es elevada, el corazón debe realizar un mayor esfuerzo para bombear la sangre.

¿Cuáles son los riesgos de padecer hipertensión?

woman-3187087_640Si el corazón debe hacer un mayor esfuerzo para bombear la sangre cuando se padece hipertensión, uno de los principales riesgos es que el corazón se ensanche e incluso se produzca un infarto de miocardio o una insuficiencia cardíaca. A su vez, la mayor tensión que provoca la sangre en las paredes de las arterias pueden hacer que estas se debiliten y se rompan. Todo ello afecta al sistema circulatorio: la filtración de sangre en el cerebro puede provocar un accidente cerebrovascular. Además, también puede producir insuficiencia renal, ceguera y deterioro cognitivo.

¿Qué síntomas presenta?

En la mayoría de ocasiones, la hipertensión no presenta ningún síntoma. Es por ello que se la conoce como la “enfermedad silenciosa”. De hecho, puede pasar desapercibida hasta que no aparecen las primeras consecuencias en el organismo. Sin embargo, otras veces pueden aparecer síntomas que nos alerten y nos hagan sospechar que tenemos la tensión demasiado elevada:

  • Dolores de cabeza y de pecho
  • Mareos, vértigos y desmayos
  • Dificultad para respirar
  • Palpitaciones
  • Hemorragias nasales
  • Alteraciones en la visión y en la audición

Es importante remarcar que la mayoría de veces la hipertensión pasa inadvertida y, por ello, la mejor forma de diagnosticarla es a través de mediciones periódicas de la tensión.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de tratar la hipertensión es evitando su aparición. Para ello, tener una estilo de vida saludable y unos buenos hábitos será esencial. Así, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Dieta saludable: procura llevar a cabo una dieta completa y equilibrada, cuya base sean las frutas, verduras y granos enteros. No abuses de la sal y limita el consumo de grasas
  • Ejercicio: ten actividad física de forma regular, a ser posible diariamente. Además, ahora que llega el buen tiempo, aprovecha para realizar actividades al aire libre
  • Controla el peso: este consejo es especialmente importante para personas que tienden a subir la grasa corporal con facilidad, ya que el sobrepeso y la obesidad son factores que pueden causar hipertensión. Si has decidido a bajar de peso, ponte siempre en manos de profesionales, somo dietistas-nutricionistas o endocrinos
  • Evita el tabaco: fumar eleva la tensión arterial, por lo que se aconseja evitar el tabaco y dejar de fumar si eres fumador/a
  • Mantén el alcohol a raya: el consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial y generar otras alteraciones perjudiciales para el corazón

Ya soy hipertenso/a, ¿qué debo hacer?

Si ya te han diagnosticado de hipertensión, el médico seguramente te pautará una medicación. Es importante no dejar de tomar nunca la medicación, aunque la presión arterial se estabilice. Hay que cumplir con las pautas que el médico nos haya dado y no tomar otra clase de fármacos por nuestra cuenta. Además, el tratamiento farmacológico no quiere decir que debas descuidar tus hábitos, ya que los medicamentos deben combinarse con un estilo de vida saludable. Si sospechas que puedas padecer hipertensión, no busques medicamentos por cuenta propia y pide cita con tu médico. Es importante estudiar cada caso de forma individualizada, valorar la situación de cada paciente y pautar una medicación adecuada, así como valorar los posibles factores que hayan contribuido a la aparición de la hipertensión y ponerles freno, con la ayuda de un profesional cualificado.

Si eres hipertenso/a y quieres mejorar tu calidad de vida o quieres modificar tus hábitos para evitar su aparición, solicita una visita informativa gratuita con nosotros rellenando el formulario que encontrarás a la derecha y contactaremos contigo para concertar una cita y saber más acerca de tu caso.

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Required fields are marked *