Migraña y alimentación: ¿qué debo saber?

sep 12, 2017 0 Comentarios in Blog por

La migraña, un dolor de cabeza intenso que puede afectar a uno o ambos lados de la cabeza, es un mal que afecta a un número cada vez más elevado de la población. Este dolor se desencadena de forma súbita y, en los casos más severos, puede ir acompañado de molestias visuales, náuseas o mareos.

Hoy, día Mundial contra la Migraña, queremos proponerte algunos consejos para paliar sus síntomas.

¿Cuáles son las causas de la migraña?

MigrañasUna migraña puede desencadenarse por diversos factores, algunos de los cuales son:

  • Estrés
  • Causas hormonales
  • Posible factor hereditario
  • Alimentación inadecuada
  • Pocas horas de sueño

A pesar de estas causas, la mayoría de las migrañas están relacionadas con un problema de enzimas, concretamente con un déficit de la enzima DAO. Esta enzima es la responsable de sintetizar la histamina, una sustancia química encargada, entre otras cosas, de regular la las funciones habituales del estómago, de actuar como neurotransmisor y como medidor inflamatorio. Si una persona tiene un déficit de la enzima DAO, las histaminas no se metabolizan correctamente y se acumulan en la sangre y los tejidos. Esta acumulación de histaminas produce, entre otros síntomas, la migraña.

¿Qué alimentos debo evitar en caso de migraña?

Pese a no existir una relación directa entre la ingesta de unos alimentos concretos y la migraña, si su causa es un déficit de la enzima DAO, sí podemos evitar una serie de alimentos con un alto contenido en histaminas:

  • Conservas de pescado
  • Embutidos
  • Leche de vaca entera y quesos
  • Productos vegetales fermentados
  • Derivados de la soja

Hay otros alimentos que inhiben la producción de la enzima DAO y, por tanto, conviene tenerlos en cuenta:

  • Chocolate
  • Aguacate
  • Alcohol
  • Salsa de tomate

Si padeces migrañas y persisten en el tiempo, no dudes en acudir a un profesional para que pueda determinar el origen de las mismas y así poder llevar a cabo un tratamiento y una planificación nutricional adecuados a tu caso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *