Profesionales a tu lado

¿Qué es un Trastorno de Conducta Alimentaria?

Anorexia_bulimia_santiago_alvarez

Créditos de foto, Santiago Álvarez

Hablamos de Trastorno de Conducta Alimentaria o TCA cuando existe una percepción distorsionada sobre la alimentación y la comida que no se corresponde con la realidad que causa, que la persona que lo padece tenga un comportamiento patológico a la hora de comer, así como a una preocupación excesiva por su peso.

Los TCA con frecuencia se desarrollan en la juventud, con una tasa de incidencia mayor en chicas, aunque los chicos también se ven afectados cada vez en mayor medida.

Los cambios físicos y emocionales propios de la pubertad, la presión social y mediática por encajar con un tipo de cuerpo “ideal” que en el fondo no se corresponde con los cuerpos de la gran mayoría de la población o la perversa fórmula delgadez + belleza = éxito, son causas que influyen en la aparición de un TCA entre los jóvenes.

En Salud-10 podemos ofrecerte tratamiento para trastornos alimentarios en Mallorca.

-     Trastornos de Conducta Alimentaria más comunes:

Anorexia nerviosa

Se caracteriza por:
  • Restricción de la comida.
  • Miedo, más bien pavor a ganar peso.
  • Contar y controlar las calorías, carbohidratos o grasas de cada alimento.
  • Tomar pastillas (diuréticos, laxantes, etc.).
  • Masticar cada bocado una serie de veces, controladas y contadas.
  • En chicas, menstruación irregular o ausente (amenorrea).
  • Practicar ejercicio en exceso.

Bulimia nerviosa

Se caracteriza por:
  • Esconder comida.
  • Hacer ejercicio en exceso.
  • Provocar el vómito después de una comida.
  • Evitar comer en compañía de otras personas.
  • Ayunos.

Trastorno por atracón

Se caracteriza por:
  • Comer grandes cantidades de comida en poco tiempo.
  • Comer sin hambre.
  • Esconder comida.
  • Sentir culpabilidad tras haber comido grandes cantidades de alimentos.

Existen otro tipo de trastornos, denominados Trastornos de Conducta Alimentaria No Especificados (TCANE). Se trata de trastornos alimentarios que no cumplen todos los criterios para catalogarlos como anorexia o bulimia nerviosa, pero se puede ver con claridad un problema de alimentación que tiene consecuencias en la vida social, laboral o en cualquier otro aspecto importante de la vida.

¿Qué factores pueden predisponer a padecer alguno de estos trastornos?

Existen diversos factores predisponentes que hace que haya una población más vulnerable a desarrollarlo. Tener estos factores no implica desarrollar la enfermedad pero si nos alerta de una población más en riesgo. En primer lugar, pueden distinguirse factores individuales: ser mujer, tener una edad entre 13 y 24 años, tener antecedentes familiares de TCA y ciertos rasgos de personalidad (impulsividad, perfeccionismo, tendencia a las obsesiones, etc.), baja autoestima e inseguridad.

Otros factores son  los socioculturales, como vivir en un país desarrollado en donde la delgadez se ha convertido en un ideal de belleza y la presión de la sociedad por estar delgado es palpable  Por último, factores familiares, como el establecimiento de relaciones superficiales o conflictivas entre sus miembros o familias con  dificultades para resolver conflictos.

Sin duda, el factor más  más importante para desarrollar un trastorno de conducta alimentaria es el de iniciar una dieta sin ninguna clase de control. Por ello, desde Salud 10 queremos hacer especial hincapié en que nunca se debe comenzar una dieta sin control por parte de un nutricionista o de un médico.

¿Cómo puedo detectar un trastorno de conducta alimentaria?

Algunos de los síntomas de trastornos de alimentación más comunes en las personas afectadas son:

  • Realiza ejercicio de forma excesiva.
  • Experimenta cambios de peso significativos en poco tiempo.
  • Pone excusas para no comer o miente sobre lo que ha comido.
  • Esconde alimentos, se salta las comidas, quiere controlar las calorías de lo que come.

¿Qué consecuencias tiene padecer un TCA?

Las consecuencias de estos trastornos son variadas. A nivel físico, puede aparecer osteoporosis, es decir, una dismimunción en la densidad de los huesos, así como debilidad muscular, malnutrición, insuficiencia renal, infecciones urinarias, deshidratación, cabello y uñas secas, aumento de la presión arterial y del colesterol, deterioro del sistema inmune entre otros.

A nivel psicológico, el enfermo tiende a aislarse socialmente, aumenta la posibilidad de sufrir depresión o ansiedad, tiene irritabilidad e incluso puede llegar a querer autolesionarse. Del mismo modo, también puede darse el caso de padecer problemas de personalidad o conductas compulsivas. La persona que padece un TCA tiene dificultades para concentrarse y desarrollar sus actividades del día a día con normalidad.

Si sospechas que alguien de tu entorno puede padecer un TCA, el primer paso es buscar ayuda de un profesional en trastornos de conducta alimentaria en Mallorca para tratar el caso.

En Salud 10, Unidad de Nutrición, contamos con un equipo de Psicóloga y Psiquiatra especializados en tratamiento de trastornos alimentarios en Mallorca, que podrán asesorarte con el objetivo de encontrar la solución más adecuada para tu caso.Si has detectado síntomas de trastornos de alimentación en alguien cercano a ti, contacta con nosotros.

Solicita una visita informativa gratuita y sin compromiso en info@salud-10.com o en el teléfono 971 205 278 y te explicaremos cómo podemos ayudarte